sábado, 5 de noviembre de 2011



La idea es ofrecer al público la posibilidad de descargarse y desahogarse en un lugar pensado para ello. Un lugar donde nos despojáramos de los prejuicios actuando en beneficio propio. La obra que propongo está apoyada en el cuestionamiento de objetos que se consumen compulsivamente y sin coherencia, pasando al poco tiempo a pertenecer al mundo de los objetos olvidados, desechados, abandonados… no solo por su deterioro, ni por su inutilidad, sino por su estética, su caducidad dentro de unas normas y productos impuestos por la sociedad de consumo que no tiene limites.

Mi finalidad es realizar un proceso de reciclaje, para posteriormente darle un uso descontextualizado, o si se quiere decir inusual, tomando la obra unas connotaciones que más bien serian históricas, “la destrucción de la obra de arte”.

La obra consiste en un espacio donde no tiene cabida la inhibición, preparado para darle un uso “destructivo”. Ofrecer la posibilidad al usuario de romper cualquier objeto de los que se encuentran dentro de ese espacio.El uso de la obra será de forma individual, totalmente en intimidad, cada usuario elegirá los objetos con el que se desahogará y descargará de todas sus tensiones, con los que podrá maldecir todo aquello que prefiera mediante la destrucción de estos objetos
Entrada más reciente nnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn Entrada antigua Página principal